facebook twitter google linkedin Share

Actualmente, Internet de las Cosas experimenta un acelerado crecimiento, convirtiéndose en una tendencia TIC que materializará muchas promesas asociadas a la digitalización. Esta realidad se plasma en la conexión diaria a internet de nuevos dispositivos, sensores y chips, objetos que forjarán hogares, empresas y ciudades inteligentes.

“IoT vive un momento clave, con especial crecimiento en industrias del sector público y de transporte. Según IDC, el gasto mundial en esta tecnología alcanzará USD 745 mil millones durante 2019, cifra que al parecer se mantendrá por varios años”, comenta Pablo Dubois, Gerente de Productos de Seguridad de CenturyLink para América Latina. 

Se estima que IoT mantenga su dinamismo y consolidación, no solo por el aumento de dispositivos conectados, sino también por la evolución de infraestructura de conectividad, en donde las redes de quinta generación (5G) se perfilan como uno de sus principales aliados para el corto plazo. 

“A lo largo del 2019, IoT registrará varias tendencias principales, entre las cuales destaca el desarrollo de inteligencia artificial, el aumento de las preocupaciones legales sobre los datos digitales y el crecimiento de su compra/ venta entre empresas”, afirma Dubois. 

A pesar del brillante desarrollo de IoT, Dubois estima que 2019 marcará una mayor preocupación de las organizaciones públicas y privadas por incursionar en los temas de seguridad que rodean a esta tecnología. Gartner pronostica que más del 25% de los ataques realizados a empresas durante el próximo año estarán vinculados con IoT;  sin embargo, la consultora establece que el presupuesto para esta tecnología seguirá siendo bajo en el departamento de TI.

A fines de 2016, destacadas compañías sufrieron fuertes ataques de tipo DDoS o (Distribuidos de Denegación de Servicio), en estos casos, los ciberdelicuentes explotaron las debilidades de seguridad de miles de dispositivos IoT para enviar requerimientos a redes y servidores, con la finalidad de provocar downtimes en sus servicios on-line y proceder al hackeo. 

Según Dubois, otra tendencia de ataque cibernético en expansión se dará a partir del teletrabajo, pues con el acceso a información empresarial mediante dispositivos personales, se abrirán brechas de seguridad. A su vez, los protocolos M2M (Machine to Machine) -aquellos que permiten el intercambio de datos entre máquinas- podrían convertirse en blancos para el robo de datos privados e incluso para el espionaje industrial, concluye.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 






 



Suscríbase a nuestro Boletín
Suscríbase a nuestro Boletín





 mundo constructor    

 
 

computerworld.com.ec

Copyright © 2019 Datta Business Innovation