facebook twitter google linkedin Share

El malvertising, un término que une malware con advertising, es una técnica de ciberataque, en la que anuncios de apariencia legítima poseen códigos maliciosos e infectan a miles de usuarios que acceden a sitios web confiables.

Esta clase de anuncios instalan malware en los ordenadores o dispositivos móviles de los usuarios. Lo más preocupante es que los navegantes pueden infectarse incluso sin hacer clic en las imágenes, a menudo es suficiente con que los anuncios se carguen.

Con esta técnica, los ciberdelincuentes instalan ransomware, scripts de criptominería y troyanos bancarios. “Actualmente, esta modalidad de cibercrimen responde a negocios altamente organizados, que buscan beneficio económico”, explica Jerome Dangu, cofundador y CTO de Confiant, empresa que desarrolla soluciones contra anuncios nocivos.

Es importante diferenciar entre malvertising y adware, pues malvertising se refiere a un código malicioso que está incluido en un anuncio, mientras que el adware es un programa que se ejecuta en el ordenador del usuario. Normalmente, este se instala oculto en otro paquete que también contiene un software legítimo o termina en el ordenador sin el conocimiento de internauta.

Fuente: ComputerWorld España

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 






 



Suscríbase a nuestro Boletín
Suscríbase a nuestro Boletín





 mundo constructor    

 
 

computerworld.com.ec

Copyright © 2019 Datta Business Innovation