facebook twitter google linkedin Share





La historia empieza en Bogotá, en 1940, cuando Tiendas Industriales Asociaciadas (TIA) desembarca desde la antigua Checoslovaquia. Posteriormente (noviembre de 1960), se expandiría hacia Guayaquil, específicamente en la intersección de las calles Chimborazo 217 y Luque, en una ciudad caracterizada por la calidez de su gente y el trabajo. Es imposible iniciar este recorrido sin mencionar a dos visionarios, los señores Federico Deutsch y Karel Steuer, migrantes europeos que en 1940 arribaron a América y que, al constatar la necesidad de un sistema similar de ventas, creyeron conveniente abrir un local en nuestro país. Fue así cómo se inaugura el primer almacén en Guayaquil. Un año después, en diciembre de 1961, lo harían en Quito.



 

El inicio fue duro, con tiempos difíciles donde incluso la organización tuvo que defender la inversión aun cuando la empresa no arrojaba utilidades. Así, la compañía persistió con precios muy bajos, muchas veces por debajo del costo, a fin de que los clientes se sientan atraídos por el novedoso sistema, donde se podía tocar y elegir la mercadería para luego cancelarla en la caja respectiva. Fueron años nostálgicos en los que no existían autoservicios y los clientes guardaban distancia con el producto. De esta forma, Almacenes Tía creció y se posicionó en el mercado ecuatoriano, como una de las cadenas de supermercados con mayor aceptación en gran parte de la población. Sin embargo, desde la directiva de la organización, eran conscientes de la importancia de mantener su diferencial mediante procesos de innovación interna. Bajo esta directriz, durante 2017 nació el departamento de I+D (Data Science) de la compañía, quienes se dedican a temas de investigación y desarrollo internos de la empresa, principalmente temas como análisis de datos, inteligencia artificial e innovación. Este equipo está conformado por jóvenes ingenieros en diferentes especializaciones, los mismos que trabajan en coordinación con las diferentes áreas de la empresa en sus procesos de investigación y desarrollo. 

Víctor Merchán Fu, Gerente del Departamento de Data Science, considera que 2018 fue un año bisagra para la compañía, donde se presentaron varias novedades orientadas a mejorar los procesos, la experiencia de compra y buscar nuevas oportunidades de crecimiento de la organización.

“Vimos la importancia de integrar sistemas tecnológicos, integrados a nuestra cadena de valor, desde el área comercial hasta el complicado manejo logístico, a través de sistemas y plataformas de clase mundial diseñados para mejorar la experiencia de compra de nuestros clientes y socios comerciales”, profundiza.

Desde el pasado 29 de noviembre Almacenes Tía se convirtió en el primer retail en contar con varias implementaciones tecnológicas nunca antes vistas en el país.

A partir de ahí, se comenzó con el uso de un robot con inteligencia artificial para la revisión de las estanterías y dos cajas autopago para agilizar las compras de los clientes.

Asimismo, en marzo de este año, lanzaron la aplicación Pago Tía Express. A continuación, el detalle de los proyectos tecnológicos implementados por la firma ecuatoriana.



 

CAJAS AUTOPAGO

Las cajas autopago están diseñadas para que los clientes realicen transacciones de compra de sus productos con sus tarjetas de crédito o débito preferidas, sin filas, gracias a un sistema de cobro que permite automatizar la compra sin necesidad que intervenga el cajero.

Las cajas autopago funcionan actualmente en los locales ubicados en Ciudad Celeste (Samborondón), la Joya (Daule) y el local ubicado en la Plataforma Financiera, en Quito, y está previsto instalar más cajas autopago en otros locales del país durante el año.

Estos espacios están diseñados para que la experiencia de compra sea de autogestión, cómoda y ágil, con el fin de evitar largas filas.

Funcionan mediante la incorporación de tecnología de lectores de barras, monitor táctil y un sistema de cobro que permiten automatizar la compra sin necesidad que intervenga un cajero.

La tecnología es un complemento que suma y transforma la forma realizar el trabajo. Además, Tía desarrolló un proceso de entrenamiento en sus locales con atención personalizada y una guía para los clientes que opten por utilizar las cajas autopago.



ROBOTS CON IA

LUCIA, un robot equipado con inteligencia artificial que fue desarrollado por los ingenieros del departamento de I+D (Data Science), fue diseñado para facilitar la operación del local a través del control de precios y productos en las estanterías. A este desarrollo se sumaron otras adquisiciones tecnológicas de similares características en febrero de este año, cuando incorporaron diez robots denominados “tiabots”, que se dedican a la interacción directa con sus clientes a través de ofertas personalizadas. La inclusión de estos robots aportará en un mejor servicio y experiencia de compra a los usuarios. Actualmente los tiabots se encuentran en los locales de Ciudad Celeste (Samborondón), La Joya (Daule), Bastión Popular, Esmeraldas, Portoviejo, Machala y Casuarina. A lo largo del año, se sumarán otros robots con inteligencia artificial y la capacidad de realizar tareas operativas y rutinarias, a través del escaneo de lo diferentes niveles de las perchas, revisando precios, etiquetas y faltantes de stock de productos mediante el uso de algoritmos especiales, cámaras y sensores incorporados. 



“Cabe destacar que las innovaciones tecnológicas fueron el trabajo en conjunto de las áreas especializadas en tecnología de la empresa: Sistemas y el departamento de I+D (Data Science).

Asimismo, fue importante el asesoramiento de la empresa ecuatoriana NUO Tecnología, que colaboró en el desarrollo de la interfaz gráfica de las cajas de autopago. Mientras que la app de pago express y los tíabots fueron desarrollados internamente”.




PAGO EXPRESS

Como explica Salazar, desde marzo se encuentra disponible la app Pago Tía Express, que permite, a través de la cámara de un teléfono inteligente, escanear los códigos de barra de los productos que el cliente necesite llevar y luego pagarlos con su tarjeta registrada de crédito o débito.

Además, la factura de la compra llegará directamente al correo, lo cual disminuye el uso innecesario de papel. Esta aplicación se encuentra disponible para descargarla gratuitamente en celulares android e IOS y funciona en los locales de La Joya (Daule), Luque y Chimborazo (Guayaquil) y próximamente en los locales de Ciudad Celeste (Samborondón) y en la Plataforma Financiera Gubernamental (Quito).

 






 



Suscríbase a nuestro Boletín
Suscríbase a nuestro Boletín





 mundo constructor    

 
 

computerworld.com.ec

Copyright © 2019 Datta Business Innovation