facebook twitter google linkedin Share

Un guayaquileño carismático, bromista, pero, ante todo, un hombre innovador que busca solucionar los problemas de las personas de manera eficaz. Angelo Caputi, Presidente Ejecutivo del Banco Guayaquil, se ha establecido como uno de los líderes en el cambio tecnológico de la banca en Ecuador. DATTA lo recibió en sus oficinas para dialogar sobre los cambios digitales que se han realizado en el sector financiero para atravesar la era de la transformación digital. 

Nació en 1964; disfrutó de su niñez y adolescencia en el Colegio Espíritu Santo. Continuó con sus estudios en la Universidad Católica Santiago de Guayaquil, donde se graduó como economista en 1988. Durante este período, empezó a trabajar en la industria que marcaría su desarrollo profesional a lo largo de su vida: cuenta con más de 32 años de experiencia en el sector bancario. La mayoría los ha vivido en Banco Guayaquil, convirtiéndose en una escuela que lo ha llenado de experiencia.



 

Entre sus cargos se destacan: Vicepresidente Ejecutivo de Finanzas (1990-1997), Vicepresidente Ejecutivo y Gerente General (1997-2012) y su cargo actual como Presidente Ejecutivo, que lo ejerce desde 2012. 
 
A lo largo de esta trayectoria, comprendió que era necesario enfocar sus recursos para adaptarse a la transformación digital y tecnológica. Por esta razón, el CEO se capacita de manera constante: actualmente sigue un curso en Esade (Escuela Superior de Administración y Dirección de Empresas), enfocado en Fintech e Innovación y Transformación Digital en la Banca. 
 
Estos conocimientos lo ayudan a liderar a Banco Guayaquil como una de las entidades bancarias con mayor innovación en el mercado. Angelo recuerda que este camino hacia una compañía disruptiva inició hace 11 años, cuando fueron pioneros en implementar los corresponsales no bancarios en Ecuador “Banco del barrio”. “Actualmente, se realizan más de 4,5 millones de transacciones mensuales bajo esta modalidad. Supimos entender el ecosistema ecuatoriano para humanizar, a través de máquinas portátiles situadas en diferentes tiendas a lo largo del país”, resalta. 



Para incorporarse en el nuevo paradigma de transformación digital, tuvieron que comprender dos factores importantes, según el empresario. En primer lugar, era necesario saber que querer ser el banco de todos los ecuatorianos, con presencia a escala nacional, implicaba que la tecnología sería pieza clave para este avance. No tenían la posibilidad de inaugurar oficinas en todos los cantones del país, pero con el uso de la tecnología, podían llegar a estos puntos estratégicos de manera más económica.  
 
El segundo factor fue entender la necesidad de las personas en ahorrar. El banco tenía que incentivar esta sana costumbre en los ecuatorianos. Para esto, se trabajaron en proyectos para crear normativas en el país que permitieron a los ecuatorianos ahorrar de una manera más eficaz. 
 
Debido a su visión y la filosofía corporativa de Banco Guayaquil que promueve la innovación constante, en los últimos cuatro años, se adaptó a la revolución digital mediante un repotenciamiento de su hardware, sus redes de telecomunicaciones y un cambio completo en su software bancario. 
 
El éxito de estos proyectos tecnológicos, se debe a los estudios que realizan para analizar las necesidades de sus clientes. Así, entendieron la importancia de enfocar esfuerzos y recursos para mejorar la experiencia de usuario. Bajo este concepto se aliaron con una startup Fintech para desarrollar el reconocimiento facial en su app, ya que los usuarios no utilizaban la aplicación porque se olvidaban su contraseña. Esta solución, además de mejorar la seguridad (incluye un sistema de pestañeo que evita el uso de fotografías), se alinea con su apuesta por la tecnología como un eje habilitador. 
 
¿Qué aporte generan este tipo de empresas a la industria financiera? Angelo es consciente que, en su mayoría, las empresas emergentes estudian y se dedican en una sola vertical, por lo que ayudan al banco en tareas que carece de capacidad para ejecutarlo, beneficiándose mutuamente. 
 
Otro claro ejemplo sobre el énfasis que la organización ha puesto sobre la experiencia de usuario fueron los acuerdos que realizaron con diferentes operadoras para asumir el pago de los datos móviles que utilizan sus clientes para navegar por la aplicación móvil. De esta manera, pasaron de los 200.000 usuarios a casi 300.000
 
“Estos proyectos han afianzado la experiencia los usuarios con el banco, obteniendo un 94 % de aprobación de la calidad de servicio de la app”, amplía. 
Adicionalmente, Banco Guayaquil ha comenzado a hacer uso de la información disponible (cuenta de agua, luz, teléfono, entre otros) para establecer qué tipo de perfil de cliente es y establecer el plan crediticio que más se adapte a las características de cada uno. 
 
El banco apuesta por mejorar, de la mano de soluciones ágiles, para la satisfacción de sus clientes. Por esta razón, apoyan a emprendedores y adquieren nuevos servicios para encaminarse hacia un sistema bancario donde se puedan resolver los problemas de los clientes y satisfacer todas sus necesidades desde su propios smartphones.  
 
Esta innovadora perspectiva empresarial y el constante desarrollo de proyectos, soluciones y mejoras en los productos y servicios del banco, hicieron acreedor a Angelo al reconocimiento Top 25 de Fintech Américas, donde se destaca entre los líderes bancarios más innovadores de la región. 
 
Así, el Presidente Ejecutivo de Banco Guayaquil se capacita constantemente para estar al tanto de las principales tendencias tecnológicas que influyen en el sector financiero, con la finalidad de mantener a la organización como líder de su segmento mediante innovadores productos.


 






 



Suscríbase a nuestro Boletín
Suscríbase a nuestro Boletín





 mundo constructor    

 
 

computerworld.com.ec

Copyright © 2019 Datta Business Innovation